office 625892 1280

¿Por qué mi página web no aparece en Google?

Has llegado hasta aquí, porque probablemente hayas intentando una y otra vez ver que puede estar pasando y como responder a la pregunta ¿por qué mi página web no aparece en Google?

Cuando creas una página web, ya sea un ecommerce, un nicho o incluso un blog personal, lo que pretendes es que la gente te encuentre y compre tus productos, haga click en la publicidad, lea tus contenidos…

Para ello, como es normal, tu web debe aparecer en Google para que los usuarios puedan descubrir lo que tienes que ofrecer, pero un buen día pones tu dirección web en Google y no aparece!

A partir de ese momento, comienzan a abalanzarse sobre ti todo tipo de pensamientos negativos: «¿Qué habré hecho mal? Me he emocionado toqueteando la página y la he liado parda…».

Existen varios motivos que están impidiendo que encuentres tu web en Google, pero desde ya te avanzamos que los que te enumeramos tienen solución.

Antes de seguir leyendo hay que aclarar, que no es lo mismo teclear nuestro nombre de marca (ya sea de empresa, de producto o servicio o personal) en Google que las expresiones genéricas a las que nos dedicamos. Es decir, posicionamiento de marca frente a posicionamiento por términos genéricos.

Y vamos a aclarar otro asunto: una cosa es que tu web aparezca en el buscador, y otra muy diferente, que aparezca bien posicionado, tanto en lo referente a los términos clave que te interesan como que la posición en el ranking sea idónea. Recordemos que el 70% de la gente encuentra lo que busca en la primera página de resultados de Google, y esas posiciones solo las ocupan 10 webs. Es decir, si apareces, pero en la quinta página de resultados, es poco probable que esa palabra clave te proporcione visitas.

 

Sigue leyendo si quieres saber las respuestas y, lo más importante, sabrás las acciones a implementar para que tu web esté visible en Internet, sin duda, el mejor escaparate posible.

 

Motivos por los que tu web no está en Google

Hay que aclarar que estos motivos son si tu web no aparece por términos de marca,

Pueden ser diversos y no hay que alarmarse si se producen algunos de ellos, ya que se puede arreglar.

1. Tu web es muy joven. No puedes esperar que el primer día tu web aparezca en Google. Debes ir creando contenido y esperar un período más o menos normal (ponle un mes, o menos) para que los robots de búsqueda vean que tu sitio se actualiza y decidan indexarte. 

2. Tu web está bloqueada. Tienes un etiquetas noindex en varias páginas web o incluso le has indicado que los motores de búsqueda no indexen tu web.

3. Tus páginas no son amigables. ¿Qué quiere decir esto? Que a Google no le gusta en absoluto el contenido duplicado, y si ve distintas páginas que se parecen mucho entre sí, no las indexa.

4. Te han penalizado. Tu web no cumple los criterios de Google. Hay mucho contenido duplicado, has enlazado con páginas penalizadas, has puesto demasiadas palabras clave. No te borran del todo siempre; en ocasiones simplemente disminuyes puestos a la tercera página.

5. Estás en Google, pero mal posicionado. A veces se puede pensar que como no salimos en los 10 primeros puestos (que es lo que todos solemos mirar) para la palabra que queremos, no estamos. No es así. Escribe la dirección url de tu web en Google tal cual y mira a ver si sale. Si tu empresa no aparece en Google, deberías implementar algunas técnicas de posicionamiento web o buscar a alguien que te lo haga. En próximos artículos te daremos algunas pistas de lo que hay que hacer.

Tu web es muy joven

Si acabas de estrenar tu página web o lleva muy poco tiempo funcionando es muy probable que todavía no aparezca en Google, como hemos dicho anteriormente hay que esperar algunos días para que se actualice. . 

El problema de no ver tu página en Google sucede cuando pones en el buscador tu site (página) y tus contenidos no aparecen en los resultados de búsqueda.

El primer paso que te recomiendo que realices es poner en el buscador site:página web que quieres encontrarPor ejemplo: site:misitiotutorial.es. 

AePQC7WhFRXbAAAAAElFTkSuQmCC

Si haces el paso anterior y tu empresa no aparece en los resultados es probable que existan problemas técnicos que solucionar.

Así pues, en este punto es muy importante que des de alta el dominio de tu web y crees el sitemap y lo registres en Google Search Console para que lo guarde.  

Solución : envía el sitemap de tu web a Google a través de Search Console siguiendo esta ruta: Search Console > Sitemaps > Introduce la URL del Sitemap > Enviar. Sirve para acelerar el proceso

Tu web está bloqueada

Existe una forma a través de la cual le puedes decir a Google qué paginas quienes que indexe y qué páginas no. Un buen ejemplo es la página con las políticas de privacidad, ¿qué interés tiene que aparezcan en Google?

Mediante la etiqueta «noindex» puedes indicarle al buscador qué URL de tu web son las que no tiene que indexar.

Según esto, pueden haber ocurrido dos cosas: que hayas usado esa etiqueta y no lo recuerdes, o que haya habido algún error como, por ejemplo, marcar la casilla «Disuadir a los motores de búsqueda de indexar este sitio» en los ajustes de lectura de WordPress.

Solución : comprueba en Google Search Console qué URL están marcadas como noindex para ver si, por error, entre ellas se encuentran algunas de las que quieres posicionar. Haz click en «Cobertura» y busca entre las URL con error y las excluidas.

Tus páginas no son amigables

Aunque Google no penaliza el contenido duplicado sí es cierto que, cuando lo localiza, no lo posiciona ya que considera que no tiene sentido subir puestos al mismo contenido.

Lo que hace en estas situaciones es posicionar la que considera que es la URL con el contenido original.

A pesar de que suele acertar en cuanto a qué contenido fue publicado primero, Google también tiene sus fallos y puede posicionar la URL que incluye el contenido duplicado.

El contenido duplicado puede aparecer en una web de forma involuntaria. Por ejemplo, es común en los ecommerce que tienen fichas de productos iguales pero que se diferencian en alguna característica como el color o la talla.

Para localizar el contenido duplicado ve a Google Search Console y en el apartado de Cobertura, busca las URL duplicadas.

 Solución : Si detectas contenido duplicado en tu página web puedes arreglarlo añadiendo la etiqueta «rel=canonical» a la URL que tiene el contenido original.

Te han penalizado

Existe la posibilidad de que Google te haya penalizado y, por ello, no aparezcas en los resultados de búsqueda.

Existen dos tipos de penalizaciones:

  • Penalizaciones manuales: acciones manuales que emprende un trabajador de Google 
  • Penalizaciones algorítmicas: como el propio nombre indica son errores detectados por el algoritmo, generalmente derivados de la baja calidad del contenido de la web.

Aunque las penalizaciones manuales de Google son muy poco usuales, podemos comprobar si nuestra web tiene alguna mediante la Herramienta Google Search Console. En el apartado de seguridad y acciones manuales.

Algunos motivos son la compra de links de mala calidad, mala experiencia de usuario, spam, exceso de publicidad, contenido oculto…

 Solución : si te aparece una penalización en Google Search Console, sigue las instrucciones para saber qué hacer y poder arreglar el problema.

Estás en Google pero mal posicionado

Te vamos a contar una realidad, estar en las primeras páginas no se consigue en un día o “gratis”, pero si realizas un buen trabajo de SEO, deberías de ir poco a poco ganando posiciones. 

De todas formas sería bueno que respasaras las siguientes características de SEO básico. 

En primer lugar, podemos comprobar de forma manual elementos como:

  • Tiempo de carga.
  • Dominio web.
  • Comprueba el sitemap.
  • Haz revisiones del contenido.
  • Revisa el archivo robots.txt
  • Comprueba si tu web cuenta con problemas de rastreo e indexación. Verifica qué URLs de tu proyecto están en Google, cuáles faltan y qué motivo hay detrás de esa ausencia.
  • Analiza si tus páginas responden a las intenciones de búsqueda realizadas por los usuarios.
  • Examina si tu web cuenta con contenidos duplicados y canibalizaciones, motivos que pueden llevar a Google a excluir tu web de sus resultados.
  • Trabaja el enlazado interno de tu proyecto para distribuir esa fuerza entre las páginas de categoría, subcategoría y fichas de producto.
  • Consigue backlinks de calidad que apunten hacia tus URL más relevantes para que tu web gane autoridad externa.

Conclusión

Es básico que Google encuentre e indexe tu página para que pueda posicionarla y mostrarla en los resultados de búsqueda; de lo contrario, los usuarios nunca llegarán a ella.

Hay muchos motivos por los que tu página puede no aparecer en Google pero no debes alarmarte: repasa la lista de problemas y soluciones y ponte manos a la obra. 

¿Y tú tuviste algún problema de indexación? , ¿cómo lo solucionaste? Cuéntanos, ¡te leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *